El dirigente español del Fuerza Regia Francisco “Paco” Olmos se mostró satisfecho ante la acción tomada por la Liga Sisnova LNBP de México para atender un brote de COVID-19 en el quinteto de los Correcaminos de la UAT.

Un día antes de enfrentar a Fuerza Regia, se detectaron siete casos positivos en los Correcaminos, lo que provocó la cancelación de la serie entre ambos equipos entre el viernes y el sábado. El quinteto fue puesto de inmediato en cuarentena.

Los juegos no serán programados, de acuerdo al reglamento de la LNBP para este torneo. Los contagios son los primeros registrados en el torneo que inició el pasado 9 de septiembre con 12 equipos, dividios en dos zonas, sin formato estilo “burbuja”.

“Es una lástima. El virus lo han detectado a tiempo y han puesto el equipo en cuarentena. El virus no se ha ido”, dijo Olmos, extécnico de la Selección Nacional de Puerto Rico, a El Nuevo Día.

Olmos indicó que el Fuerza Regia mantiene su propia burbuja en un hotel en Monterrey. Sobre el Correcaminos no puede decir lo mismo ya que es uno de los conjuntos con menos presupuesto en el torneo. Según Olmos, los integrantes del Correcaminos comparten una casa en medio de la competencia.

“Entiendo que todos los que dieron positivos están asintomáticos. Es uno de los equipos más humildes del torneo y se hospedan en una casa. El COVID está en la calle. En nuestro caso, tenemos una burbuja personal con nuestra propia cancha y gimnasio. Estoy dolido por ellos pero a la misma vez satisfecho por la acción inmediata. Lo importante es que se cogió a tiempo y el equipo se regresó para cuarentena. Lo más importante es su mejoría inmediata”, declaró.

En Fuerza Regia milita el puertorriqueño David Huertas. Es uno de los cinco jugadores boricuas activos en el torneo mexicano. Los otros son Derek Reese y Georgie Pacheco (Panteras de Aguascalientes), Isaac Sosa (Astros de Jalisco) y Gilberto Clavell (Plateros de Fresnillo).

El Fuerza Regia, con marca de 2-2 en la temporada, saldrá la próxima semana a jugar en la carretera en Durango y luego en Fresnillo. Olmos está consiente de la presencia del virus en el país, que está cuarto en muertes a nivel mundial por la enfermedad, por lo que recalcó no se debe bajar la guardia.

“La NBA es el único que está jugando en una burbuja. Por desgracia, hemos visto en la ACB (de España) partidos aplazados por positivos, brotes en los equipos de fútbol. Es lo que hay. El COVID no se fue y ha rebotado por todo el mundo. Nosotros estamos afortunados de que se esté jugando. la LNBP es la única liga latina que se ha atrevido a jugar con grandes protocolos y funcionan. La liga actuó bien y seguimos sanos. Ahora, nos toca preparanos para las siguientes series y tomar la situación día a día”, indicó.





Source link