Arecibo – Personal técnico del Radiotelescopio de Arecibo se encontraba en la Sala de Control del Edificio 1 del observatorio removiendo equipo esencial, según acordado en el plan para desmantelar la estructura, cuando un estruendo los alertó de una situación de peligro.

La plataforma que permitía ubicar el domo gregoriano en distintos puntos del plato reflector de más de 305 metros se derrumbó cerca de la torre 4 y, de esa manera, culminó el impresionante legado de una instalación científica importante y que contribuyó, por más de 70 años, a avanzar el conocimiento de los seres humanos en múltiples disciplinas.

El Radiotelescopio de Arecibo ya adolecía luego que dos cables (uno de apoyo y otro principal), que soportaban las más de 900 toneladas de peso del domo gregoriano y la plataforma para moverlo (suspendida a más de 500 pies), se rompieron. La Fundación Nacional de Ciencia (NSF, por sus siglas en inglés), operadora del observatorio, decidió desmantelar la instalación con la meta de repararla.

Sin embargo, la NSF indicó que, según las inspecciones de varias firmas de ingeniería, era cuestión de tiempo para que la estructura colapsara, lo que finalmente ocurrió a las 7:56 a.m. de hoy, martes, según explicó Ángel Vázquez, director de Operaciones del Radiotelescopio.

Estábamos en la Sala de Control removiendo equipo, y durante ese proceso escuchamos un ruido fuerte. Vimos que un cable que conecta de la torre 4 a la plataforma estaba cediendo. Durante el fin de semana vimos que el cable estaba comenzando a partirse. Cuando comenzó a caer, el brazo de la plataforma donde está el domo gregoriano se desprendió, y seguido, se vino abajo el resto de la plataforma”, explicó Vázquez a El Nuevo Día.

El director de Operaciones añadió que el primer escalón de la torre 4 (el tope de la torre por donde transcurren los cables de apoyo) se rompió por completo.

“Toda la estructura cayó sobre el plato reflector. Ahora mismo lo único que queda son las torres y el plato reflector. No hay nada suspendido sobre el plato. El domo gregoriano, que medía cuatro pisos, quedó completamente aplastado”, indicó Vázquez.

El empleado resaltó que la instalación todavía tiene un plato de 12 metros en funcionamiento, al igual que un sistema LiDAR (medición de distancia mediante rayos láser), pero todo el equipo contenido en el domo gregoriano, con toda probabilidad, no sobrevivió.

“Ahora comenzaremos el proceso de inspección, para ver si hay equipo que podamos salvar, pero dudo que quede algo del ensamblaje y del domo que funcionen”, subrayó Vázquez.

Aunque Francisco Córdova, director del observatorio, citó a los medios de comunicación a una conferencia de prensa para la 1:00 p.m., al momento el funcionario se encuentra en una reunión.



Source link