Aurora Innovation Inc., una startup de conducción autónoma con sede en Silicon Valley y con una valoración de US$ 10,000 millones, ha entrado en una asociación estratégica con Paccar Inc., el fabricante de camiones de carga.

Aurora considera que son los transportes de larga distancia, no los automóviles de pasajeros, los que deberían de ser los primeros en la transición al mercado de vehículos autónomos.

Es por eso que la compañía con sede en Palo Alto, California, diseñó su tecnología Aurora Driver para un uso inicial en aplicaciones de camiones, posteriormente en la logística de entrega de mercancías de última milla y finalmente en las redes de movilidad de pasajeros.

Paccar tiene como objetivo mantenerse competitivo contra rivales como Daimler AG y Volvo AB, que también están desarrollando tecnología de conducción autónoma para sus transportes de carga.

Aurora y Paccar tienen un plan detallado para llevar esto al mercado, y lo estamos impulsando con mucha urgencia”, dijo en una entrevista Sterling Anderson, cofundador y director de productos de Aurora. “Cuando uno conduce un camión grande a velocidades de autopista, este debe contar con sensores multimodales de largo alcance”.

Paccar, con sede en Bellevue, Washington, espera aplicar la tecnología de Aurora Driver “en los próximos años” para sus camionetas Kenworth T680 y Peterbilt modelo 579 en Norteamérica, dijo en un comunicado de prensa.

El mes pasado, Aurora adquirió la división autónoma de Uber Technologies Inc. en un acuerdo que valora a Aurora en US$ 10,000 millones. Aurora ahora cuenta con alrededor de 1,600 empleados, incluidos cientos con base en Pittsburgh, ciudad que durante mucho tiempo ha sido el epicentro de la robótica gracias a la Universidad Carnegie Mellon.

This content was originally published here.