Un grupo de mujeres de Colombia encontró un arma para sobrevivir en un sitio donde la violencia desgarra vidas a diario.

Las mujeres de la Red de Mariposas de Alas Nuevas Construyendo Futuro fueron reconocidas este año con el Premio Nansen para los Refugiados, otorgado por la agencia para refugiados de la ONU, ACNUR, a grupos que luchan en el campo humanitario.

Las más de 100 mujeres de la red trabajan de forma voluntaria en el municipio de Buenaventura, considerado por muchos como la nueva capital del horror en Colombia.

El puerto más importante de Colombia en el Océano Pacífico es también la ciudad de las “casas de pique”, donde las bandas criminales que luchan por el control de las rutas del narcotráfico desmiembran a sus víctimas antes de tirar sus restos al agua.

Y además de muertes y desapariciones, los grupos armados ilegales que se disputan la zona a menudo emplean la violencia sexual en contra de las mujeres para intentar someter a las comunidades.

En estas condiciones, las Mariposas no dudan en arriesgar sus vidas para apoyar a las víctimas de la violencia sexual y desplazados por el conflicto armado, empleando diferentes estrategias para ganarse su confianza y minimizar las amenazas por parte de los actores armados ilegales.

Conozca más de esta organización por boca de una de sus fundadoras en este video de BBC Mundo.



Source link