Roma — Diego Schwartzman se encargó de ponerle un final anticipado al primer torneo de Rafael Nadal en siete meses.

El argentino se impuso el sábado 6-2, 7-5 al español en los cuartos de final del Abierto de Italia.

“Fue el mejor partido de mi vida”, dijo Schwartzman.

Nadal, nueve veces monarca en Roma, no había caído jamás ante Schwartzman, 15to del escalafón mundial, en nueve enfrentamientos. Pero el “Peque” dictó el ritmo de los intercambios desde la línea de fondo y consiguió una serie de winners mediante drop-shots.

En cambio, el astro ibérico cometió errores no forzados y mostró dificultades atípicas para poner en juego su primer saque.

Nadal reconoció que, durante dos meses en la pandemia de coronavirus, no había tocado siquiera una raqueta.

“Es un año absolutamente extraordinario e impredecible”, comentó. “Al menos jugué tres partidos”.

Nadal, quien decidió no participar en el Abierto de Estados Unidos por las preocupaciones de viajar en medio de la pandemia, no había participado en un certamen desde febrero, cuando se coronó en Acapulco, México.

Ahora, dispone de una semana para recuperarse antes de emprender la búsqueda de un 13er título del Abierto de Francia, con lo que extendería su propio récord. La actividad en Roland Garros comienza el próximo fin de semana.





Source link