Luego de registrar una noche histórica en la que superó la marca de ponches en postemporada de Justin Verlander en el quinto juego de la Serie Mundial, el abridor de los Dodgers de Los Ángeles, Clayton Kershaw, ofreció una graciosa conferencia de prensa junto a sus hijos, Charley y Cali Ann.

Mientras el as contestaba las preguntas de los periodistas al culminar el partido del domingo en el que Los Ángeles vencieron a los Rays de Tampa Bay por marcador de 4-2, sus hijos reían y asomaban sus rostros por la mesa. El deportista, que cerró la jornada con seis ponches para incrementar su número a 207, dos más de los que posee Verlander (205), trataba de mantener a los niños calmados. De hecho, en un momento Cali Ann pareció hacer una pantomima de una persona subiendo por un ascensor.

Kershaw, que trabajó por cinco entradas y media, en las que permitió dos carreras, cinco hits y caminó a dos, pidió disculpas por el comportamiento de los chicos al terminar la entrevista.

La victoria de anoche pone a los Dodgers con ventaja de 3-2 en la Serie Mundial que disputan al mejor de siete en la sede burbuja del Globe Life Field, en Arlington, Texas.



Source link