Por los pasados 17 años, la postemporada de la NBA le ha pertenecido mayormente a una figura: LeBron James. Querido por muchos y odiado por otros.

La primera selección del sorteo de novatos de 2003 tardó apenas tres temporadas para jugar en sus primeros playoffs con los Cavaliers de Cleveland.

Desde entonces, el cuatro veces Jugador Más Valioso solo ha estado ausente en unos playoffs una vez, en 2019 durante su primer año con los Lakers de Los Ángeles.

En esta atípica temporada impactada por la pandemia causada por el COVID-19, James está a cuatro juegos de su décima final de la liga en su carrera. De igual forma, está en una final de conferencia por undécima ocasión y novena vez en los últimos 10 años.

La hegemonía de James en los playoffs incluye varias marcas como el canastero con más victorias (164) en la historia de la NBA, superando los 161 triunfos de Derek Fisher, exbase de los propios Lakers. Además, está entre los primeros cinco jugadores con más puntos (líder con 7,117 hasta la fecha), asistencias (tercero con 1,775) y robos de balón (primero con 435) en la postemporada. En rebotes, ocupa el sexto puesto. Ha anotado al menos 30 puntos en 110 partidos de playoffs, una marca en la liga.

De sus nueve finales en la liga, James tiene récord de 3-6 con tres trofeos de Jugador Más Valioso (JMV).

A continuación, un repaso de la carrera de James en los playoffs.

2006

Su primera postemporada con Cleveland a sus 21 años. Los Cavaliers superaron en seis encuentros a los Wizards de Washington en la primera ronda, pero cayeron en la siguiente en siete desafíos frente a los Pistons de Detroit. James tuvo encuentros de 41 y 45 puntos contra Washington, y terminó su participación en los playoffs con promedio de 30.8 puntos.

2007

Con 22 años, James cargó a los Cavaliers a su primera final en la historia del equipo. Barrieron a Washington en la primera ronda, eliminaron a los Nets de Nueva Jersey en seis desafíos en la segunda y se desquitaron de Detroit en la final del Este en seis partidos, incluyendo una actuación de 48 puntos de James en el quinto. En la final, los Cavs no fueron competencia para los Spurs de San Antonio. Tim Ducan y compañía acabaron con la temporada de ensueño de Cleveland en cuatro partidos. James apenas brilló en su primera aparición en las finales. La defensa avasalladora de San Antonio lo limitó dos veces a 14 puntos, sin anotar más de 25 unidades en un juego.

2008

James y los Cavaliers volvieron a despachar a los Wizards en la primera ronda (seis juegos), pero se vieron frenados por los Celtics de Boston, que estrenaban el trío compuesto por Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen- en una guerra de siete encuentros. En los últimos tres juegos, James brilló con 35, 32 y 45 puntos. Su participación en los playoffs terminó con una media de 28.2 tantos.

2009

James y los Cavaliers regresaron a la final de la conferencia tras series ganadas contra Detroit y Atlanta en las primeras dos rondas. Con Boston eliminado, Cleveland se topó con el Magic de Orlando por el pase a la final. James firmó uno de sus mejores momentos de su carrera con un triple al sonar la chicharra para ganar el segundo el juego de la serie. No obstante, Orlando ganó el boleto a la serie de campeonato tras salir airoso en seis juegos. James, quien ganó su primer trofeo de JMV en la regular, tuvo el mejor promedio de puntos en la postemporada, con una media de 35.3.

2010

Cleveland volvió a encontrarse con su verdugo de hace dos años, los Celtics de Boston, esta vez en las semifinales del Este. Los Cavaliers venían de eliminar a los Bulls de Chicago en cinco juegos, pero se vieron agobiados por unos Celtics saludables (perdieron a Garnett en 2009 por lesión). Boston ganó la serie en seis juegos, eliminación que provocó la salida de James de Cleveland pese a su segunda temporada como el JMV de la liga. James promedió 29.1 puntos en nueve encuentros de los playoffs.

2011

James llevó su talento a Miami para formar un equipazo en el Heat junto a Dwyane Wade y Chris Bosh. El trío dominó el Este, despachando las series contra Filadelfia, Boston y Chicago. El equipo saboreaba el campeonato hasta que se toparon con los Mavericks de Dallas de Dirk Nowitzki y del boricua José Juan Barea. Pese a tener ventaja de 2-1 en la final, Dallas privó a James de su primer campeonato con el primer título en la historia de la franquicia en seis choques. Fue una segunda final inconsistente para James. Apenas tuvo ocho puntos en el cuarto encuentro. Terminó la postemporada con el promedio más bajo de su carrera (23.7) pese a ser el jugador que más estuvo en cancha (43.9 minutos).

2012

El segundo año del proyecto del Heat dio resultado. James y compañía eliminaron a los Knicks de Nueva York en cinco juegos y en seis a los Pacers de Indiana en la segunda ronda. En la final del Este, tuvo otro desquite contra Boston, pero tuvo que sudar el pase a la final en siete juegos, con 45 puntos de James en el sexto juego. En la final se vio contra el Thunder de Oklahoma City y unos jóvenes jugadores como Kevin Durant, Russell Westbrook y James Harden. La experiencia del Heat contra unos novatos estelares del Thunder fue superior. Miami dominó en cinco juegos y James finalmente alzó su primer campeonato de la NBA, junto con el trofeo del JMV de la final. Terminó la serie con 28.6 puntos, 10.2 rebotes y 7.4 asistencias. En la postemporada, lideró con promedio de 30.3 tantos.

2013

James se reencontró con un viejo enemigo en su cuarta final de la liga. Después de que el Heat barrió a los Bucks de Milwaukee, eliminó en cinco juegos a Chicago y sufrió en siete choques antes de vencer a Indiana en la final del Este, James se reencontró con Duncan y los Spurs. Fue una de las finales más duras para James. Miami se vio abajo 3-2 en la serie y remontó tarde en el sexto juego para obligar un séptimo juego. James tuvo 37 puntos en el partido decisivo para completar la remontada y cargar con su segundo campeonato consecutivo y un desquite de la final de 2007. James volvió a ser honrado con el premio de JMV de la final. En siete juegos, promedió 25.7 puntos, 10.9 rebotes, 7.0 asistencias y 2.5 robos de balón.

2014

James y el Heat tuvieron una temporada muy similar a la del año anterior, pero con un final amargo. Despacharon a los Hornets de Charlotte en la primera ronda, vencieron en cinco juegos a los Nets de Brooklyn en la segunda y en seis a los Pacers en la final del Este para verse de nuevo con San Antonio en la final. Los Spurs superaron el fracaso del año anterior en la final para ganarlo toda esta vez. En cinco juegos dominaron en todos los renglones al Heat para reconquistar el campeonato que se les escapó en 2013. James promedió 28.2 puntos, 7.8 rebotes, 4.0 asistencias y 2.0 robos de balón y no respiró tranquilo al tener a un joven Kawhi Leonard, JMV de la final, encima de él todo el tiempo.

2015

El regreso a Cleveland. James no olvidó su promesa de darle un campeonato a los Cavaliers y retornó la ciudad después de cuatro temporadas en Miami. El quinteto volvió a tomar relevancia en el Este, barriendo a Boston en la primera ronda, eliminando a Chicago en la segunda en seis juegos, y pasándole la escoba en la final de conferencia a los Hawks de Atlanta. En la primera final de Cleveland desde el 2007, James tuvo que volver a cargar el equipo tras las ausencias por lesiones de Kevin Love y Kyrie Irving frente a los Warriors de Golden State de Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green. James tuvo una monstruosa final pese a perder la serie en seis juegos. Tuvo tres partidos de 40 puntos o más, y terminó con medias de 35.8 puntos, 13.3 rebotes y 8.8 asistencias. Muchos abogaron por darle el premio de MVP, trofeo que fue para Andre Iguodala, quien promedió 16.3 puntos, 5.8 rebotes y 4.0 asistencias.

2016

Los playoffs más memorables de James. Cleveland barrió a Detriot y a Atlanta, para toparse en las finales del Este con unos mejorados Raptors de Toronto. La serie se extendió a seis encuentros a favor de los Cavaliers, quienes esta vez entraron saludables a la final con Irving y Love en sus filas para la revancha contra Golden State. No obstante, Cleveland se vio en un hoyo al caer 3-1 en la serie. Cuando los dieron por eliminados, completaron una remontada histórica. James anotó 41 puntos en el quinto y sexto juego, más 27 tantos en el séptimo juego en la carretera para cumplir su promesa de darle un campeonato a Cleveland en un partido de muerte súbita definido por un canastazo de Irving en los segundos finales. James cargó con el premio de JMV al promediar 29.7 puntos, 11.3 rebotes, 8.9 asistencias, 2.6 robos de balón y 2.3 bloqueos.

2017

Como campeones defensores de la NBA, los Cavaliers y James pasearon el Este durante los playoffs. Barrieron a Indiana y Toronto y despacharon en cinco a Boston en la final. El verdadero reto estaba en el Oeste con unos Warriors reforzados con la firma de Kevin Durant. Cleveland apenas pudo competir. Fueron eliminados en cinco partidos. James terminó la final promediando un triple-doble (33.6 puntos, 12.0 rebotes y 10.0 asistencias).

2018

En un año de altas y bajas para Cleveland, James y los Cavaliers batallaron para arribar a su cuarta final consecutiva. El quinteto tuvo una primera ronda de siete encuentros contra Indiana; respiraron en la segunda con una barrida a Toronto, y volvieron a sudar por siete juegos en la final del Este para sacar del camino a Boston. En la final los esperaban nuevamente los Warriors de Durant, Curry, Thompson y Green. Cleveland tuvo su mejor desempeño en el primer juego al irse de tú a tú con el ‘monstruo de cuatro cabezas’ de Golden State. James anotó 51 puntos en causa perdida. Fue el único juego competitivo, ya que los Warriors barrieron a Cleveland para su tercer título en cuatro años. James promedió 34.0 puntos, 8.5 rebotes, y 10 asistencias, además de ser el mejor anotar de la postemporada por tercera vez en su carrera con media de 34.0 unidades.

2020

Tras su primera ausencia en los playoffs (2019) desde el 2005, James está de vuelta este año y luce rejuvenecido a sus 35 años liderando a los Lakers a la final de Oeste por primera vez en una década, junto al centro estelar Anthony Davis. En lo que va de postemporada, los Lakers acabaron con los Trail Blazers de Portland y los Rockets de Houston en cinco juegos, respectivamente. Les espera una final de conferencia contra los Nuggets de Denver a partir del viernes. James promedia 26.6 puntos con 10.3 rebotes y 8.8 asistencias en 10 encuentros.

Promedio de por vida en los playoffs: 28.8 puntos, 8.9 rebotes y 7.1 asistencias en 249 juegos de los cuales ha perdido 84 encuentros.

Mejores desempeños: 51 puntos en el primer juego de la final de 2018 contra los Warriors; 49 puntos frente a los Nets de Brooklyn en el cuarto juegos de las semifinales del Este en 2014; y 49 puntos en el primer juego de la final del Este frente a Orlando en 2009.

Juegos de 40 puntos o más: 27 detrás de Michael Jordan (38)



Source link