Luego de un final anticlimático el pasado sábado, los Dodgers de Los Ángeles pasaron la página y se reagruparon en menos de 24 horas para imponerse en el quinto juego a los Rays de Tampa Bay y colocarse a un paso de conquistar su primera Serie Mundial en 32 años.

La larga y tediosa espera (1988) podría concluir el martes en el Global Life Field de Texas cuando ambas novenas chocan en el sexto juego del Clásico de Otoño.

El derecho Tony Gonsolin, quien perdió el segundo juego de la serie, será la carta de triunfo de los Dodgers, mientras que el zurdo Blake Snell hará lo propio por los Rays.

Snell, ganador del premio Cy Young en el 2018, salió precisamente victorioso en el segundo choque del clásico.

Clayton Kershaw sacó la cara por los Dodgers el domingo. (Eric Gay)

La serie tuvo el lunes un día de descanso luego de que Clayton Kershaw sacara la cara por su equipo con una gema monticular, justo lo que necesitaban los Dodgers tras un increíble revés sabatino cuando dos costosos errores en una misma jugada en la novena entrada permitió que los Rays los dejaran sobre el terreno.

Pero tras esa debacle, los Dodgers de inmediato reaccionaron y demostraron que estaban de regreso en la serie al marcar tres vueltas en las primeras dos entradas del choque del domingo para sentar las bases y encaminarse a la victoria 4-2.

Entonces Kershaw se encargó del resto.

“Lo bueno del béisbol es que todos sabemos que cualquier cosa puede suceder. El pelotero sabe que no importa lo que haya pasado el día anterior, al otro día todo es nuevo”, dijo el exlanzador de Grandes Ligas, Javier Vázquez a El Nuevo Día al hablar del encuentro dominical.

“Cuando son temporadas de 162 juegos nosotros (los peloteros) hemos aprendido que tú tienes que pasar la página rápido porque el béisbol es así porque al otro día tú tienes que volver a jugar. No tengo dudas de que en un equipo tan completo como los Dodgers dijeron: ‘pues perdimos, se acabó, pero los cogemos al otro día. Y lo demostraron ayer (el domingo)’”.

Ahora los Dodgers están en la situación ideal. Al frente en la serie con dos turnos al bate para ganar la escurridiza Serie Mundial.

El quinto juego de la Serie Mundial el domingo encontró a los dos equipos empatados a 2-2, pero los Dodgers tomaron ventaja y ahora están a un triunfo de conquistar su primer cetro desde el 1988. (David J. Phillip)

“Están en el asiento del conductor, pero en el béisbol cualquier cosa puede pasar. Tampa ha demostrado tener un buen equipo. Son fajones y luchadores. Pero en definitiva cuando tú estás 3-2 al frente en una serie las cosas están bastante a tu favor”, precisó el exlanzador que trabajó durante 14 años en las Mayores.

“No hay que ser un experto en el béisbol para saber que los Dodgers tienen un equipo bien completo. La ofensiva, el pitcheo, el bullpen. Lo demostraron en la temporada regular y lo están demostrando en los playoffs”.

Dominantes los Dodgers

En los primeros cinco partidos de la series, los Dodgers dominan prácticamente todos los encasillados ofensivos y de pitcheo.

Los Ángeles promedia de .264 con un total de once jonrones. Corey Seager lidera en la ofensiva con .471 y le sigue Justin Turner con .364. Ambos están empatados en cuadrangulares con dos.

La efectividad de los lanzadores de los Dodgers es de .3.38. Los abridores los hacen para 2.71 y el relevo acumula 5.57.

Mientras, los Rays promedian .228 con ocho jonrones. Kevin Kiermaier (.375, dos jonrones y tres remolcadas) y Randy Arozarena (.333, dos vuelacercas y tres impulsadas) son los líderes en el equipo.

La efectividad de sus lanzadores están por las nubes con 6.33. Sus abridores lo hacen para 8.06 y el relevo para 4.97.

Cuesta arriba para Tampa

De acuerdo a The Associated Press, treinta de los 46 equipos anteriores en ganar el quinto juego de la serie para ponerse 3-2 arriba se llevaron el título, aunque en los últimos 14 casos sólo seis de esos equipos ganaron corona.

Los Astros de Houston, el año pasado, está entre los equipos que desperdiciaron ventajas de 3-2 en la Serie Mundial.



Source link