El sensacional novato Randy Arozarena y Mike Zunino pegaron cuadrangulares cada uno, el abridor Charlie Morton brilló contra su exequipo y los Rays de Tampa Bay poncharon su boleto a la Serie Mundial 2020 tras frenar el sábado a los Astros de Houston 4-2 en el séptimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en el Petco Park de San Diego.

Es el primer Clásico de Otoño de Tampa Bay desde 2008, segundo en la historia de la franquicia. En su primera visita, perdieron el campeonato contra los Phillies de Filadelfia.

Los Rays tenían ventaja de 3-0 en la serie cuando los Astros lograron una increíble remontada de tres victorias consecutivas, segundo equipo en la historia en lograrlo detrás de los Red Sox en 2004. Sin embargo, no pudieron terminar el trabajo como lo hizo Boston hace 16 años.

Morton, que fue parte de la novena de los Astros que ganó la Serie Mundial en 2017, lanzó pelota de dos hits sin carreras en 5.2 entradas con seis ponches.

Arozarena, oriundo de Cuba, cargó con el trofeo de Jugador Más Valioso de la Serie.

Houston reaccionó en la octava entrada cuando el puertorriqueño Carlos Correa pegó un sencillo con las bases llenas y dos outs para poner dos rayas en la pizarra. Acto seguido, Alex Bregman e ponchó ante los envíos del relevista Pete Fairbanks.

Los innovadores Rays lideraron la Liga Americana con una foja de 40-20 en la campaña regular, abreviada por la pandemia. Conocidos por su pitcheo y virtudes defensivas, implementaron el concepto de los encuentros encomendados sólo a relevistas, más la colocación de cuatro jardineros.

Los Rays ahora enfrentarán al ganador de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional entre los Dodgers de Los Ángeles y los Braves de Atlanta, que se decide el domingo, en la Serie Mundial que inicia el martes en Global Life Field en Arlington, Texas.



Source link