El una de las peleas de boxeo más esperadas del año, Teófimo López se convirtió el sábado en el rey de la división de peso ligero tras vencer y destronar por decisión unánime a Vasiliy Lomachenko en la pelea estelar de la cartelera de Top Rank celebrada en la ‘burbuja’ del MGM Grand en Las Vegas, Nevada.

En lo que pareció un encuentro cerrado, Los jueces entregaron unas tarjetas con puntuaciones abiertas de 116-112, 119-109, y 117-111 a favor del estadounidense de raíces hondureñas, quien permaneció invicto 16-0 con 12 nocauts.

López, de 23 años, entró a la pelea con la correa de las 135 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Con la victoria, le arrebató a Lomachenko, considerado uno de los mejores boxeadores libra por libra, los cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Organización Mundial de Boxeo (OMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB)

Con el revés, Lomachenko, dos veces medallista olímpico de oro, vio caer su marca a 14-2 con 10 nocauts.

La anticipada pelea comenzó sin mucha acción, con López siendo el agresor ante un Lomachenko que no lució con mucha prisa en poner en marcha sus destrezas que lo elevaron al estrellato del boxeo rentado. No fue hasta los últimos asaltos que el ucraniano apretó el acelerador y se fue de tú a tú con López, intercambiando metralla hasta el campanazo final.

“Tuve que cavar profundo, hombre”, dijo López tras la sorpresiva victoria. “Sabía que a él le iba a llevar mucho tiempo alcanzarme”. agregó.

No obstante, la reacción tardía de Lomachenko no convenció a los jueces que vieron a López como el rey indiscutible de las 135 libras.

“Ha estado en un descanso de 14 meses”, dijo López sobre la inactividad de su peligroso rival. “Sabía que le tomaría mucho tiempo ponerse al día”, agregó.

Lomachenko, quien perdió solo una vez en casi 400 peleas de aficionados y tuvo solo una derrota como profesional, pensó que lo hizo mejor de lo que indicaban las tarjetas de puntuación.

“Definitivamente no estoy de acuerdo con las tarjetas de puntuación”, reaccionó.

La pelea fue la más grande desde que comenzó la pandemia y habría sido un evento de pago por evento en tiempos normales. Pero sin fanáticos fue televisado por ESPN, brindando al boxeo un escaparate más grande de lo que hubiera tenido de otra manera.

El padre de López le dijo desde su esquina en la esquina antes del asalto número 12 que estaba adelante y que no arriesgara nada. Pero salió fuerte y venció a Lomachenko en el golpe.

Teófimo López celebra con sus cuatro campeonatos de la división ligera tras derrota a Vasiliy Lomachenko. (top rank)

“No sabía si estaba al frente en las tarjetas de puntuación o no”, expresó López.

López se convirtió en el peleador más joven en convertirse en campeón de cuatro cinturones en solo su segunda pelea por el título. Había buscado la pelea contra Lomachenko, enojando al ucraniano con sus tácticas descaradas.





Source link