Volkswagen AG ha definido el precio inicial de su primer vehículo deportivo totalmente eléctrico de fabricación local con su socio chino FAW Group Co. Será de 199,900 yuanes (US$ 30,800) después del subsidio, bajando al mercado masivo a medida que un número creciente de actores se disputan la participación.

El ID.4 Crozz se basa en la plataforma de fabricación de vehículos eléctricos MEB de VW, que también se utiliza en algunos modelos de Audi y Skoda. El auto es más barato que el Model Y de Tesla Inc., que comienza en 339,900 yuanes y no es elegible para subsidios.

El vehículo puede recorrer hasta 400 kilómetros con una sola carga. VW también está vendiendo una versión con un rango de 550 kilómetros, a partir de 219,900 yuanes.

China es un mercado crítico para Volkswagen; sus extensas operaciones chinas representan aproximadamente 40% de las entregas de vehículos a nivel mundial y una gran parte de las ganancias. En mayo, llegó a acuerdos con dos compañías chinas, ampliando su huella estratégica a medida que el coronavirus provoca la peor contracción económica en décadas.

Las ventas minoristas de vehículos de nueva energía en China subieron 9.8% en el 2020 a 1.11 millones de unidades, y aumentaron 58% interanual en diciembre a 206,000, dijo la Asociación de automóviles de pasajeros de China a principios de este mes. De dichas entregas en diciembre, 23,804 autos eran marca Tesla.

Pronto presentarán un modelo similar al ID.4 Crozz, fabricado por Volkswagen y SAIC Motor Corp., otro socio local.

La empresa de Volkswagen en Anhui, Volkswagen Anhui Automotive Co., que pertenece en un 75% a VW, también planea comenzar a producir automóviles eléctricos en la plataforma MEB en el 2023.

Esa compañía fue la primera asociación de vehículos eléctricos de VW en China.

This content was originally published here.