Washington – El presidente Donald Trump ha buscado repartir culpas por los tropiezos de la respuesta federal a la pandemia del coronavirus (COVID-19), pero – en año electoral-, colocará su nombre en el cheque que le llegará por correo a los ciudadanos que no lo reciban como un depósito en su cuenta bancaria.

El Departamento del Tesoro estadounidense ya dio la orden para colocar en una parte del cheque – que debe ser de unos $1,200 para la mayoría de los ciudadanos-, el nombre del presidente Trump, quien incluso preguntó si podía firmarlos.

Esta semana, el Servicio de Rentas Internas federal comenzó a depositar en las cuentas bancarias de sus contribuyentes el cheque federal.

Pero, los que aún hacen su trámite tributario por correo, lo recibirán en un cheque tradicional, en papel, el cual tendrá en el lado izquierdo el nombre de Trump.

Según The Washington Post, es la primera vez que el nombre de un presidente de Estados Unidos estará en un cheque federal dirigido a estimular la economía estadounidense en tiempos crisis.

También indicó que el trámite de colocar el nombre de Trump en el cheque puede retrasar unos días su entrega.

Trump ha defendido su gestión durante esta emergencia, pese a haber minimizado por semanas la amenaza del coronavirus, que ha causado la muerte a más de 26,000 personas en Estados Unidos.

En los últimos días, Trump ha dicho que era responsabilidad de los gobernadores, no de su gobierno, tener una reserva de respiradores y equipo de protección personal para los trabajadores de la salud.

Además, acusa a la Organización Mundial de Salud (OMS) – a la que dice le ha frenado la asistencia estadounidense-, de no haber alertado desde diciembre que el virus se transmite de persona a persona.

Durante la emergencia del huracán María, Trump también atribuyó a los funcionarios electos de la isla – los que considera corruptos-, los problemas de la respuesta a ese ciclón, que provocó la muerte de alrededor de 3,000 personas.

En Puerto Rico, la distribución del cheque federal, mientras, depende aún de un acuerdo que aún se negocia entre el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y el Departamento de Hacienda puertorriqueño.

En última instancia, sería Hacienda, no el IRS, el que emitiría los cheques, luego de recibir un pago global del gobierno federal.





Source link